Princesa pequeñita:

De verdad me gustaría decirte muchas cosas. Me gustaría poner en palabras todo lo que te quiero, y luego enrollarlas y hacerte con ellas una colorida florecilla que puedas conservar y no tengas que leer.

Me encantaría decirte que eres como una chispa pequeñita, capaz de iluminar la más profunda de las oscuridades, como una sola nota musical, capaz de terminar con el más abrumador de los silencios, o como el aroma de una galletita recién horneada.

Pero por ahora sólo diré que celebro que estés con nosotros, que adoro que sigas teniendo ese toque que sólo las hadas que creen en la magia nos pueden regalar, y que sigas haciendo que tu reino sea un mejor lugar para los que te rodeamos.

1 comentarios:

richard_site dijo...

Que profundo

www.richardsite.com.mx