Sueño

— ... Y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.—
(Calderón de la Barca).

Estaba medio dormido, pero estoy seguro que te conté sobre mi sueño de dualidades entreveradas entre el aquí y el ahora, el allá y el entonces. Sobre la tú de gris, descalza y somnolienta, sonriendo ocasionalmente con los ojos cerrados, y la otra tú hablando de maltas, tan brevemente de negro.


Disfruto a la tú del sueño cantando conmigo, bebiendo de un vaso con gusto a travesura; recuerdo al yo del sueño contándote historias intrascendentes e improvisando el rumbo. No sé si fui yo o el otro yo quien por una eternidad tan breve como un sueño, amó profundamente a alguna de tus tús, hasta que el despertador volvió a sonar. Alguno de los dos te soñó, el otro soñó contigo.

1 comentarios:

Jimena dijo...

Que bonito cuando escribes así... :)